maestros videntes
 
 
 
 

 

21.- SHIH HO / MORDIENDO A TRAVES

 

mordiendo a traves

 

Li Lo Oscilante, Fuego
Chen Lo Excitante, Trueno.
El hexaqrama representa una boca abierta con algo que la obstruye entre los dientes. Como resultado los labios no pueden juntarse. Para llegar a unirlos debe morderse enérgicamente a través del obstáculo. El te­ma de este hexagrama es un juicio criminal, en con­tradicción con el Nº 6 (Conflicto) que se refería a una contienda civil.

 

EL JUICIO:
"Morder a través tiene éxito. Es favorable dejar que la justicia sea administrada". Cuando surge un obs­táculo para la unión el pasar enérgicamente a través de él, trae éxito. Esto es verdad en todas las situa­ciones. Cada vez que no puede establecerse la unidad debe removerse el obstáculo que obstruye el camino. Para prevenir daños permanentes, medidas vigorosas deben tomarse de inmediato. Se requiere el juicio y el castigo para quienes obstruyen algo deliberadamente. Es importante proceder por los medios correctos y en la justa medida. El momento es apropiado para que el hombre que toma las decisiones sea benigno por na­turaleza, pero que aúne el respeto por su conducta en la posición que ocupa.

 

LA IMAGEN:
"Truenos y rayos. La imagen de morder a través. El rey de los primeros tiempos estableció leyes firmes y con penalidades bien definidas".
Las penalidades cons­tituyen la aplicación individual de la ley. La claridad prevalece cuando leyes y penas han sido específicamen­te determinadas y están de acuerdo con la naturaleza de los crímenes. La ley se fortalece por la justa apli­cación de las penas. Claridad y severidad tienen por efecto inspirar respeto. Las obstrucciones en la vida so­cial aumentan cuando hay vacíos en los códigos pena­les y flojedad en aplicarlos. La única manera de for­talecer la ley es que sea clara, y que los castigos sean claros y rápidos.

 

LAS LINEAS:
Nueve en -la base significa: "Su pie está asegurado en el cepo. Sus dedos desaparecen. Sin reproches".
Si se impone una sentencia la primera vez que un hombre yerra la pena será suave. Sólo los dedos de los pies se colocan en el cepo. Le evita seguir pecando y queda libre de culpa. Es una manera de evitar que se siga en el camino del mal.
Seis en el segundo lugar significa: "Morder carne tierna. Hasta que su nariz desaparece. Sin reproches".
Es fácil discriminar entre lo correcto y lo errado en este caso, lo mismo que morder una carne tierna. Pe­ro alguien acosado por el hambre va demasiado lejos. La desaparición de la nariz en la mascada significa la indignación que se despierta en nuestra sensibilidad. No hay gran daño aquí, ya que la pena es simple­mente fusta.
Seis en el tercer lugar significa: "Morder una car­ne seca y rancia y topar con algo venenoso. Leve humillación. Sin reproches".
El castigo llega de al­guien que tiene poder y autoridad para imponerlo. Los delincuentes no se someten. Aplicar el castigo por sí mismo puede colocarlo en una posición algo humi­llante, pero si la época requería este castigo, permanece libre de reproches. '
Nueve en el cuarto lugar significa: "Morder carne seca y cartilaginosa. Recibir flechas de metal. Permite ser cuidadoso en las dificultades y perseverante. Bue­na fortuna".
Hay grandes obstáculos para superar y oponentes poderosos que deben ser castigados. El es­fuerzo es arduo, pero lleva al triunfo. Es necesario ser tan duro como el metal y recto alguien una flecha ra­ra superan las dificultades. Si alguien conoce las difi­cultades y persevera atrae la buena fortuna. Finalmen­te se completa la difícil tarea.
Seis en el quinto lugar significa: "Morder carne se­ca y magra. Recibir oro amarillo. Perseverar conocien­do el peligro. Sin reproches".
El asunto no es fácil pero está perfectamente claro. Aunque naturalmente nos inclinemos a la lenidad debemos hacer cierto es­fuerzo para ser como el oro amarillo -tan veraces co­mo el oro, tan imparciales como el amarillo-. Sólo permaneciendo conscientes del peligro creciente y de la responsabilidad que asumimos podemos evitar los errores.
Seis en la cúspide significa: "Su cuello está apresa­do en un cepo de madera. Sus orejas desaparecen. Ma­la fortuna".
Esta línea se refiere a un hombre inco­rregible. Su castigo es el cepo. Es sordo a los consejos y su obstinación le acarrea desgracia.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

<VOLVER>

 
   
 
 
 
 

Aviso Legal | Politica de privacidad | Condiciones de Uso Web

PRECIO DEL 806: Máx. Fijo: 1,21;Movil 1,57 Euros por minuto. IVA incl. Mayores de 18 años.
944 94 50 34 : En este número fijo, puede hacer su consulta mediante Tarjeta , Visa y Mastercard.